3_5.jpg

Proteja su audición

Hay una variedad de maneras diferentes de proteger sus oídos. Estos métodos se dividen básicamente en dos tipos diferentes: protección auditiva que cierra el conducto auditivo, que incluye varios tipos de tapones para los oídos, tapones para los oídos con marcos, guata y moldes para los oídos, y protección para los oídos que cubre la oreja. Este tipo de protección no se inserta en el oído, sino que se sienta en el oído de la misma manera que los auriculares. Los muchos modelos diferentes proporcionan la protección apropiada para cualquier uso y situación.

Tapones de oídos hechos de hule espuma

Hule.jpg

Ventajas

-Fácil de colocar y quitar

-Económicos

-No necesitan limpieza

-Disponibles con cables

Pueden usarse con otro equipo de protección (casco)

Desventajas

- Puede causar comezón en el canal auditivo

Vida del producto

- Aproximadamente de un día a una semana 

Tapones de oídos preformados

Preformados.jpg

Ventajas

- Diseñados para uso cotidiano

 -Pueden colocarse sin preparación previa

- Disponibles para canales auditivos de diverso tamaño y con bridas de distintos niveles de suavidad

- Económicos

Desventajas

- Puede provocar una sensación de presión incómoda en el canal auditivo

Vida del producto

- Aproximadamente de una semana a varios meses

Moldes personalizados

Moldes personalizados.jpg

Aquí, se hace un molde individual para cada canal auditivo. Un ajuste de alta calidad y un ajuste perfecto, proporcionan niveles especialmente altos de confort. Los orificios especiales permiten la inserción y sustitución de filtros opcionales, lo que significa que los tapones para los oídos pueden modificarse para adaptarse al nivel de aislamiento acústico requerido o obligatorio.

Los moldes para oídos son especialmente adecuados para músicos y no están permitidos en lugares de trabajo donde los niveles de ruido alcancen niveles peligrosos de más de 95 dB.

Vida del producto

Aproximadamente 5 años (con revisiones regulares)

Tapones de diadema para los oídos

Tapones diadema.jpg

Los tapones de diadema para los oídos son muy prácticos. En muchos casos la diadema puede colocarse detrás del cuello, arriba de la cabeza o debajo del mentón. Los tapones de diadema para los oídos están diseñados para que los protectores de los oídos pueden quitarse o remplazarse con cierta frecuencia.

Si no se han colocado correctamente, no es posible alcanzar el nivel de aislamiento mínimo por lo que los tapones de diadema no deben usarse cuando los niveles de ruido superan los 90 dB. Los sonidos que se transmiten al oído a través de la diadema, mediante el contacto con las manos, puede provocar una sensación desagradable.

Vida del producto

Aproximadamente de mes a un año

Protectores para los oídos tipo audífonos

Tipo audifono.jpg

Cuando los protectores para los oídos no pueden adaptarse dentro del oído debido a que el canal es demasiado angosto o muy amplio se recomiendan los protectores tipo audífono. Estos “audífonos” son muy recomendables incluso en situaciones cuando la protección debe quitarse o remplazarse en el momento en que el ruido aparece repetidamente y en lapsos de tiempo cortos.

En esta caso pueden usarse aquellos audífonos que se utilizan para comunicarse o que incluyen radio.

Los protectores tipo audífonos dificultan identificar el origen del ruido, por lo que para efectos de seguridad no son recomendables sobre todo cuando se requiere precisar de dónde viene el sonido.

Vida del producto

Aproximadamente de  3 a 4 años con un uso frecuente